HERIDAS

 

Tratamiento de Heridas

El aumento de Oxígeno en la sangre alcanzado por la cámara hiperbárica es antiinflamatorio, estimula la formación de nuevos vasos sanguíneos, estimula a las células que producen colágeno, estimulan la liberación de células madre y aumenta la actividad bactericida de los glóbulos blancos. Todos estos efectos favorecen el proceso de cicatrización y reparación de las heridas producidas por la insuficiencia venosa y circulatoria.

Las heridas ulcerosas arteriales y venosas o diabéticas son muy difíciles de cicatrizar pues uno de sus efectos es la falta de circulación periférica (en la piel) o angiopatía periférica que impide la correcta irrigación en la zona afectada y necesaria para que el proceso de cicatrización se realice adecuadamente. El tratamiento con cámara hiperbárica genera una fuerte hiperoxia y la mayor disponibilidad del Oxígeno en los tejidos inicia el proceso de Angiogénesis o formación de nuevos vasos sanguíneos que son el inicio del proceso de cicatrización.

Ulceras.
Pie diabético.
Escaras.
Quemaduras.
Injertos.
Heridas post-quirúrgicas.
Enfermedad de Fournier.